La Rápita ha sido pasto de las llamas. Intencionado?, provocado?

Es lamentable. Una vez más el fuego se ha mostrado inmisericorde con nuestra naturaleza y ha desvastado un entorno de gran valor ecológico en pleno corazón de nuestra sierra de Almagro.


Adiós a La Rápita. ¡La de veces que a lomos de nuestras bicicletas hemos disfrutado de este pulmón verde! Ahora, todo ha sido pasto de las llamas. De unas llamas que vaya usted a saber quién las ha alimentado. Resulta incomprensible que esto pueda ocurrir.

Ya lo comentó nuestro gran Maestro, que pasó esa misma mañana y la tarde de antes y observó muy claramente cómo los trabajadores realizaban sus labores de limpieza.
Si las labores de limpieza no hubieran estado allí, ¿se hubiera quemado el monte?
¿Habrán tenido algo que ver las propias labores de limpieza que se estaban realizando en la sierra a tenor del mobile casinos contenido de los anuncios de los forestales? ¿Alguna desbrozadora? ¿Alguna colilla suelta? Sea como sea, el mal está ahí. Una gran masa forestal de pinos y eucaliptos con muchos años de vida ha sido calcinada. Queríamos ser notarios de tal devastación y hacia allí hemos puesto rumbo: Mi gran amigo de la infancia José Miguel Bernal y yo.

Tramo inicial por detrás de castillo del camino encementado dirección a la Rellana: De antemanos desconocía cuál había sido la zona afectada y sólo una vez alcanzado el desvio a La Rápita, hemos podido contemplar los primeras señales del desastre.

A tenor de lo observado, la vía de cemento que une Cuevas de Almanzora con Huércal-Overa, esa que tanto nos «gusta subir» desde la vertiente huercalense, ha desempeñado un papel crucial a la hora de evitar la propagación incontrolada del incendio: un auténtico cortafuegos. «Sólo» la vertiente norte de esta vía desde la Rellana a La Rápita se ha visto afectada por el fuego.

Camino del merendero de La Rellana: todo abrasado, sin embargo, el camino de subida hacia La Rápita no ha podido ejercer como tal cortafuegosa quemándose a derecha e izquierda todo cuanto existía.

Ha quedado milagrosamente indemne la zona de subida desde La Rápita hacia el cortijo del Grajo. Ni que decir tiene que el panorama que se divisa desde esta atalaya natural es desolador y no invita a volver por allí en algún tiempo, aunque desde aquí propongo al Ayuntamiento de Huércal-Overa que se marque en el calendario esta fecha fatídica de 25 de Mayo como un día para recordar y hacer una ruta organizada de todos los huercalenses y plantar cada uno una semilla y ayudar a nuestro tan apreciado monte de Huércal «La Vieja».

3 comentarios en «La Rápita ha sido pasto de las llamas. Intencionado?, provocado?»

  • el 19 agosto, 2012 a las 18:36
    Enlace permanente

    Que Pena de verdad, Con lo bonito que es, y mas por que son nuestros pulmones de alli. en fin. Espero que si hay culpable lo pague.

    Respuesta
  • el 19 agosto, 2012 a las 19:16
    Enlace permanente

    Se deberia hacer algo, q un pino de vivero no puede costar mucho y siempre habra gente dispuesta a ayudar, y entre todos se hace.
    Ademas se q la union europea o algun organo de esos ha dado una ayuda.¿ donde esta…?

    Respuesta
  • el 20 agosto, 2012 a las 16:32
    Enlace permanente

    yo no diría que haya sido intencionado, pero si esas labores de limpieza se hubieran hecho en invierno, posible mente no se habría quemado tanto

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.