El cochinillo se fue para Carboneras

  • Molina sorprende al profesional y defensor del título, Chris Bartlett Aumenta el número de participantes

Como AVE no hay ni se le espera, y la estación de Metro más cercana queda lejos, lejísimo, lo sentido a primera hora de ayer bajo los pies en la comarca del Levante fue un terremoto. A kilómetros del epicentro sísmico localizado en Mojácar, otro foco, éste en Huércal-Overa, reclamaba la atención de aficionados y deportistas de las dos ruedas. Se trataba de la II Carrera Ciclista del Cochinillo, una prueba que discurre por circuito urbano y que cuenta con el sorprendente y original atractivo de premiar al vencedor con un trofeo y un cochinillo vivo, donado por Piensos Garla.

Minutos antes del comienzo de la Clásica del Cochinillo, el alcalde Domingo Fernández Zurano, comentaba a este periódico los orígenes de la prueba: “Esta carrera surgió por iniciativa del personal de deportes del Ayuntamiento, amantes del ciclismo y responsables del Indalbike de Huércal-Overa, y como no había ninguna carrera urbana en la provincia me lo propusieron y con el añadido de un premio que es el cochinillo como representación del porcino blanco huercalense. El año pasado tuvo mucho éxito, en parte por la participación de Chris Bartlett, que estaba entrenando en Cuevas. Este año ha subido el nivel de participantes gracias a la repercusión internacional que tuvo”.

El circuito urbano recorría las principales arterias huercalenses a las que había que dar 16 vueltas, las dos primeras de calentamiento y reconocimiento del circuito para, a continuación, hacer salida lanzada para completar los 53 kilómetros y 200 metros competitivos. Una carrera emocionante, sin ningún incidente, y con algunos elementos que apretaron fuerte desde la salida. A falta de dos vueltas para meta ya rodaba destacado un grupo de cinco ciclistas, tres de ellos cambiaron el ritmo hasta quedarse solos. Chris Bartlett no pudo repetir la victoria aunque subió al tercer cajón del podio. En la meta se impuso José Manuel Molina, seguido de Manuel García.

El ciclista de Carboneras José Manuel Molina Rueda, integrante del equipo ciclista de Mojácar Águila Bike, explicaba cómo logró superar al profesional Bartlett: “Cuando me ha cogido en las últimas vueltas esperaba que saltara o esprintara, pero he pegado un tirón, he empezado a tirar fuerte, he mirado para atrás y he visto que se quedaban, no sé, se habrían puesto de acuerdo en tirar ellos y yo ya a muerte hasta meta. Me voy a llevar el cochinillo a Carboneras. A lo mejor lo dejo como mascota del equipo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.